3/16/2012

Vagabundos puntos de acceso

Esto claramente está en la difusa línea entre generar utilidad real y denigrar a alguien. En el ojo de este huracán está BBH, una empresa de publicidad de Nueva York que no encontró nada mejor que ofrecer un servicio de conectividad 4G on-demand en distintos puntos utilizando a vagabundos y gente sin casa para que sirvan como puntos de acceso móvil humanos.

Suena raro, pero resulta ser bastante útil para aquellos que buscan revisar en internet algo sin desembolsar una gran suma de dinero.

El servicio se contrata por tramos de 15 minutos, y la empresa que está detrás de esta movida asegura que todo lo recaudado va en directo beneficio de la gente que se presta para vocear estos servicios en los alrededores del Austin Convention Center y otros lugares clave de SXSW.

El sistema funciona de forma sencilla: Uno de los participantes en este programa te da una tarjeta que explica el proceso, la que debes conservar si te encuentras allá. Si por algún motivo te quedas sin Wi-Fi en la zona central de Austin, te comunicas con el hotspot humano y él estará contigo al menos por 15 minutos si le das un mínimo de USD $2, aunque puedes darle más y él recibirá la donación gustosamente. La conexión es de cuarta generación, lo que asegura una buena velocidad de transferencia.

La medida ha provocado algún resquemor entre espíritus sensibles que no entienden la 'gracia' de usar de antena a personas sin recursos. Así que BBH Labs ha respondido en su página web que el objetivo de la campaña -que se ha dado por concluida- es hacer que los 'sin techo' estadounidenses dejen "de ser invisibles". De hecho, la medida promociona un debate sobre el aumento de las personas sin hogar en Estados Unidos que se celebra como parte de las actividades complementarias del SXSW, que comenzó el viernes pasado y concluye el domingo que viene.

BBH Labs no habla de los vagabundos con más afecto que si fueran antenas andantes: "Estamos usando SXSW como nuestro 'test' 'beta' [una expresión de Internet que define cuando un producto está todavía en fase de desarrollo]. Esperamos que nos ayudes a mejorar y consolidar esta plataforma, que esperamos desarrollar a gran escala. Se agradece cualquier tipo de apoyo".

La polémica está servida. No hay duda que ofrecer trabajo a cualquier persona en paro es una acción loable y más si esa persona se encuentra en situaciones tan extremas como la de los indigentes. De hecho, toda la vida ha existido el hombre-anuncio. La duda está en la forma. ¿Es ético aprovecharse de la situación de estas personas para explotar la caridad sobre los ciudadanos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario